Seguros indispensables. ¿Los conoces?

Te vamos a numerar una serie de tipseguros indispensablesos de seguros indispensables. Algunos además son obligatorios, otros no pero, muy recomendable el contratarlos. Te lo explicamos…

El no planificar con antelación posibles acontecimientos adversos puede provocar el no poder mantener el nivel de ingresos de las familias. Por eso lo que debemos plantear
nos es qué es lo que queremos proteger
en el caso de imprevistos
. Es importantísimo tener una buena planificación de los riesgos que queremos queden cubiertos. Para ello lo mejor es mirar hacia delante y planificar nuestro bienestar futuro.

¿Cuáles pueden ser esos riesgos? Por englobarlo en grandes grupos puede ser desde una muerte prematura o una incapacidad física y por consecuencia de retirada de la actividad productiva.

Por lo tanto, debemos pensar que los seguros son un sistema que permite anticiparnos a consecuencias de hechos futuros o inciertos. Así en el caso de que sucedan anulen o atenúen los efectos negativos que puedan acarrear.

Hay distintos tipos de seguros indispensables que deberíamos de tener en cuenta para vivir más tranquilos:

1 – Seguros para proteger bienes materiales:

  • Seguro de coche:

    El seguro de coche es un seguro obligatorio en España. La legislación obliga a tener cubierta la responsabilidad civil. Pero opcionalmente podemos contratar coberturas voluntarias que ofrecen las aseguradoras. La obligatoriedad existe para proteger a las víctimas que puedan resultar heridas o muertas en un accidente, así como los daños materiales derivados del mismo. El seguro voluntario tiene como objeto proteger el patrimonio del asegurado como consecuencia de un siniestro en el que el resulte culpable.

  • Seguro de hogar:

    El seguro de hogar no es un seguro obligatorio a no ser que vaya vinculado a una hipoteca. Pero si es mas que recomendable disponer de el por los imprevistos que nos puedan surgir. Básicamente las coberturas se dividen en tres grupos: continente, contenido y responsabilidad civil. El continente se refiere a la vivienda en sí, instalaciones y elementos fijos. El contenido al conjunto de bienes que se hallan en su interior. La responsabilidad civil cubre los daños causados a terceros, ya sea por un incidente de agua, luz o gas… Esta cobertura también se puede extender a incidentes que ocurran fuera de nuestro hogar como puede ser el robo con violencia en la calle o a hechos causados por algún miembro de la unidad familiar fuera de casa, como que un niño jugando rompa el cristal de un vecino…

2 – Seguros que protegen a las personas:

  • Seguro de salud:

    Podemos plantearnos contratar un seguro de salud por diferentes motivos. En España la asistencia sanitaria está garantizada para todo el mundo. Pero tras la crisis sufrida y los muchos recortes la calidad de su servicio se ha visto muy afectada. Se han aumentado las listas de espera y reducido la inversión en infraestructura. Al disponer de un seguro de salud no tendremos que soportar las largas listas de espera. Además dispondremos del especialista que necesitemos sin tener que ser derivado por un médico de cabecera. Además podremos elegir hospital y profesionales para ser tratados. Incluso si necesitas ser tratado en el extranjero, las aseguradoras tienen convenios de colaboración con distintos países.

  •  Seguro de ahorro o plan de pensiones:

    Los seguros de ahorro son una opción para rentabilizar el dinero que ahorras todos los meses. Hay muchos productos de ahorro en el mercado y cada uno de ellos son rescatables en un periodo determinado distinto. En la mayoría de los productos la rentabilidad está garantizada. Debes plantearte si eres un ahorrador conservador o arriesgado a la hora de elegir el producto que más te interesa. Si eres conservador la rentabilidad será menor pero más segura. Por el contrario elegir productos más rentables suelen implicar asumir más riesgo. Otro factor a tener en cuenta es el tiempo. Si el producto de ahorro lo contratamos a largo plazo más rentabilidad podremos alcanzar, además de ventajas fiscales. Y si va encaminado a pensar en nuestra jubilación igualmente, cuanto antes lo contratemos más asumible será economicamente poder hacer las aportaciones necesarias, puesto que cuanto más tiempo las cuotas serán más pequeñas.

3 – Tipos de seguros post mortem:

  • Seguros de decesos:

    Los seguros de decesos son los que cubren los gastos derivados del entierro del asegurado. Pueden incluir todos los trámites necesarios a realizar en el momento del fallecimiento. Estos tipos de seguros lo contratan las personas que quieren prevenir las consecuencias económicas que supone a la familia su propio fallecimiento.

  • Seguros de vida:

    El seguro de vida es el que va encaminado a cubrir el riesgo de fallecimiento o invalidez del asegurado. Un seguro de vida convencional se contrata normalmente para que los beneficiarios cobren un capital en caso de muerte del asegurado. Pero el seguro de vida es mucho más que eso. No solo se puede cubrir el fallecimiento del asegurado, sino que existen otras modalidades para casos de supervivencia, seguros de vida ahorro o de vida riesgo. Los productos que ofrece el mercado asegurador pueden ofrecer un subsidio en caso de invalidez, rentas por hijos, o incorporar un capital adicional en el caso por ejemplo de fallecimiento por accidente de los dos cónyuges.

 

Para la mayoría de las personas los seguros suelen ser un producto complejo de comprender. Lo más importante a la hora de su adquisición es disponer de un profesional cualificado. El asesoramiento por parte de un mediador de seguros es indispensable para no hacer un gasto, sino una inversión.

 

Te puede interesar leer…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *