¿Sabes si cubre el seguro de coche un siniestro con un familiar?

 

¿Quieres saber si cubre el seguro de coche un siniestro con un familiar cercano? Quizá a mucha gente le sorprenda saber que no. Según la “La Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor art. 5”.,  están excluidos los bienes que sean propiedad del tomador del seguro, el asegurado, el propietario, el conductor y los que sean propiedad del cónyuge o de los parientes hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad, es decir, padres, hermanos, abuelos, tíos, hijos o nietos. A continuación vamos a exponer algunos supuestos:

 

cubre el seguro de coch eun siniestro con un familiar

 

Un viaje en familia puede convertirse en una pesadilla

Imaginemos un fin de semana cualquiera. Quedamos unos cuantos familiares para organizar una excursión al campo. Para realizar el trayecto vamos en cinco coches, uno detrás de otro para no perdernos ¡por supuesto!. El coche que va en primer lugar lo conduce el abuelo. En el segundo coche viaja el padre con su mujer. Y en el tercer coche viaja el hijo, por lo tanto nieto del que conduce el primer coche. Los dos coches que van en ultimo lugar van conducidos por amigos de la familia. Todo bien hasta ahi ¿no?. Resulta que en pleno trayecto hay un obstáculo en la carretera que hace dar un frenazo inesperado al primer coche. El coche que va inmediatamente detrás colisiona con el causándose entre ellos daños materiales. Claro esta que el culpable es el coche que golpea, puesto que es obligado guardar la distancia de seguridad. La sorpresa es que al ser los propietarios, tomadores y conductores de los vehículos involucrados parientes hasta tercer grado entre si, los daños no están cubiertos por el seguro. Nos quedamos sin fin de semana y teniendo que hacer frente a la reparación de nuestro bolsillo.

El orden de los coches si altera el resultado

Si seguimos con el supuesto anterior, pero alteramos el orden de los coches ocurre lo siguiente. En primer lugar seguimos poniendo el coche con el abuelo de la familia. Tras el viaja el coche de uno de los amigos. En tercer lugar va el padre. En cuarto lugar el otro amigo. Y por ultimo va el hijo. El primer coche frena de manera inesperada. El segundo coche choca con el primero. En este caso el seguro del segundo coche si se haría cargo de las reparaciones pertinentes por no haber parentesco.

Por eso, a partir de ahora cuando organices un viaje en familia, ten en cuenta en que orden viajan los coches y podrás evitar sorpresas inesperadas. Y si te preguntas el porque de esta normativa, puedes encontrar la respuesta en un pasado no muy lejano, y darle las gracias a los que simularon siniestros entre familiares. Por ese motivo no cubre el seguro de coche un siniestro con un familiar hasta tercer grado. El abuso a los seguros lo pagamos todos.

Espero que esta información te pueda ser útil. Quizás también te interese leer:

¿Qué es un seguro de coche con franquicia?

Conducir sin seguro obligatorio ¿conoces los riesgos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *